NARRADOR DEL TIEMPO IDO

Se le llama historiador
el que analiza y propala
del ayer el hecho en flor
al que el presente lo avala.
 

Hay muy apto el grato ser
que se interna en el pasado
e indaga por todo lado
lo ocurrido en el ayer.
Su sapiencia por doquier
aplica pleno de honor
y sin afán delator
lo transcurrido prescribe,
como investiga y escribe
se le llama historiador.
II
Son a veces profesores
inclusive aficionados
que de tiempos olvidados
se tornan conocedores.
Ajeno a los resquemores
con realidades se iguala
y del pretérito exhala
lo que un día fue visión,
es rasgo de vocación
el que analiza y propala.
III
Estudian los escritores
el caso de añeja data
y el viejo nudo desata
activando resplandores.
Los antiguos esplendores
delinean su real candor
pues con afán creador
hacen gala de embeleso,
dándole vida al suceso
del ayer el hecho en flor.
IV
Con tecnicismo moderno
rescatan pasajes idos
más rememorando olvidos
se traza rumbo fraterno.
Lo oscuro no se hace eterno
si no hay tendencia a la mala
de primicia es antesala
por visible transparencia,
es acto de trascendencia
al que el presente lo avala.
V
Excepcional es valor
que acude a la antigüedad
y con grácil propiedad
se torna en su difusor.
Trasmite el viejo candor
de yertas generaciones
actualiza sus versiones
vaticinando el futuro,
es que al ser de afecto puro
reverdece innovaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *