GLORIA ABELARDO VICENTE

Abelardo Alva fue poeta
de inspirada creación
denotó en su faz de esteta
un chinchano corazón.

Le dieron luz a su vida
Edelmira y don Clemente
en Chincha cuando el ambiente
borraba invasión sufrida.
Por chilena arremetida
la cultura se hizo escueta
el trabajo era la meta
contra el estado confuso,
donde poco había abuso
Abelardo Alva fue poeta.
II
Crecía la agricultura
la industria se superaba
el comercio se elevaba
despejando noche oscura.
Recuperaba su altura
un pueblo de tradición
y la brillante visión
hacia al ser que remonte,
fue despertando horizonte
de inspirada creación.
III
En tal orbe de buen viento
empieza en el periodismo
más su grácil chinchanismo
aflora con real talento.
Si esencia forja cimiento
de una múltiple faceta
y como nada le aprieta
convida ofrenda con base,
Alva Maurtúa con clase
denoto su faz de esteta.
IV
El vate de voz amena
como entre el verso se bate
brinda lo que en su alma late
“Inodoras” en escena.
También logra estancia plena
del “Pardo” en su formación
luego ya en la educación
se dedica a la enseñanza,
luciendo como esperanza
un chinchano corazón.
V
Es de su gran producción
las “Tradiciones chinchanas”
pues narraciones galanas
nacen de su inspiración.
Más su fiel cosmovisión
le fue llegando su fin
que hoy reposa en gloria afín
en su suelo tan querido,
con epitafio sentido
de Zoila Atúncar de Asín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *