PARA JUANITA MELÉNDEZ

Por mujer y madre amada
De un espíritu solaz
Al irte a mansión sagrada
¡JUANITA DESCANSA EN PAZ!

Fue MOQUEGUA dulce cuna
Y el valle tu real paraje
Que se impregnó tu bagaje
Junto a los rayos de luna.
Con empatía oportuna
En solariega jornada
Llevaste vida soñada
De la que no olvidaremos,
Siempre te recordaremos
POR MUJER Y MADRE AMADA.
II
Singular fue tu alegría
Más generoso semblante
Tu carisma contagiante
Dio simpática armonía.
Derrochabas simpatía
En horizonte feraz
Y por tu esencia capaz
Era agradable tu modo,
Demostrando ser en todo
DE UN ESPÍRITU SOLAZ.
III
Eras persona querida
El alma en celebración
La fiesta tomaba acción
Con tu gracia concedida.
Muy consciente y desprendida
Ante la ayuda esperada
Más tu energía dorada
Ha perdido su realeza,
En nosotros hay tristeza
AL IRTE A MANSIÓN SAGRADA.
IV
De Julio Aranda una estrella
Miriam, Deny, Juana, guía
Ányela y Julio ambrosía
Al forjarles una huella.
Tu lumbre en ellos destella
Pues se ilumina tu faz
De tu imagen brota un haz
Para que cumplan su anhelo,
Mientras en orbe del cielo
¡JUANITA DESCANSA EN PAZ!
V
Fuiste la señora y dueña
Al cocinar exquisito
Tan delicioso el cuy frito
Y el picante a la tacneña.
Late viva cual enseña
Tu sazón inolvidable
Que se tornaba asentable
Frente a la mesa servida,
De tus manos la comida
HAY RECUERDO INOLVIDABLE.
VI
Hoy estás a plenitud
Junto a EMILIO Y CHABELITA
En la posada infinita
Al lado de RENAUD.
Por dotada de virtud
Hoy te pido en oración
Más salud y protección
Al que extraña tu presencia,
En memoria a la existencia
¡DANOS SANTA BENDICIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *