SILENCIA SU TRINO EL MAR

ALFONSINA STORNI vive
En su verso insuperable
Ni el marino lecho inhibe
¡A SU TRINO INMARCHITABLE!

Vino al mundo en Argentina
Pero de sueca raíz
Más de niña su matiz
Por las letras ya se inclina.
El arte a su ser domina
Y logra que lo motive
El atributo se exhibe
Que en su ser brota en la calma,
Al ser su entrega del alma
ALFONSINA STORNI VIVE.
II
Por su gorjeo sutil
Mostró calidad en canto
Y al declamar entre tanto
Fue encendiendo su candil.
Cada nota de su atril
Lo conquista al respetable
Y en jornada inolvidable
Daba luz a sus empeños,
Es que palpitan sus sueños
EN SU VERSO INSUPERABLE.
III
Fue también educadora
Y excelente en tal función
Más por su dedicación
Junto al teatro lo atesora.
Va generando un aurora
Y su versística exhibe
Que no hay nada que lo prive
De realizar lo que sueña,
Pues su poética enseña
NI EL MARINO LECHO INHIBE.
IV
Su feminista bondad
Irradió en literatura
Denotando con fe pura
en el género, igualdad
Era luz sin mezquindad
Equitativa y sociable
más con afecto encomiable
Su ideología conlleva,
Al espacio va que eleva
¡A SU TRINO INMARCHITABLE!
V
Abrazaba al modernismo
Su alborada en poesía
Y al sentir le daba vía
Con sensible magnetismo.
No explayaba su optimismo
Al presagiar pronto luto
Es por eso en absoluto
Rindió aplauso a la amistad,
Reluciendo de verdad
UN SENTIDO RESOLUTO.
VI
Su existencia le fue dura
Entre alegría y dolores
que su mal y sinsabores
Fue opacando su ternura
El fiel halo de dulzura
Fue perdiendo sin cesar
y su latido sin par
Fue mermando su energía,
Que en el más trágico día
¡SE FUE EN LAS OLAS DEL MAR!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *