ES HORACIO LUZ ETERNA

 De HORACIO por ser su día
Al evocarse hoy unido
Setenta y seis cumpliría
¡CÓMO LÍDER DESPRENDIDO!

Maestro de convicción
con empatía feraz
Que definió muy capaz
La real educación.
Que enseñar es profesión
De muy alta jerarquía
Es que sin duda es el guía
Del estudiante asertivo,
Y hoy se mienta el objetivo
DE HORACIO POR SER SU DÍA.
II
El caos de formadores
Se sabía de antemano
Más por acción del tirano
No les daban sus honores.
Por la falta de valores
Del político ungido
con pueblos comprometido
se levantó con realeza,
Y aflora fiel su entereza
AL EVOCARSE HOY UNIDO.
III
En ese tiempo y ahora
Reclamar es subversión
Por eso la represión
Se acrecentó sin demora.
Más la justicia atesora
que enfrenta a la tiranía
y con tal fuerza bravía
por su motivo se esmera,
y si en la lucha estuviera
SETENTA Y SIETE TENDRÍA
IV
Solo pedía respeto
Que el profesor se merece
Y con dignidad se crece
Asumiendo todo reto.
Se oponía a lo obsoleto
Y sea el cambio extendido
Más con espíritu henchido
Demostró que su alma late,
Y es recordado en combate
¡COMO LÍDER DESPRENDIDO!
V
Con el de arriba inconsciente
Por su anhelo de equidad
Con lacerante maldad
Le aniquilan su vertiente.
Lo maltratan con su gente
Cual delincuente inefable
Si era adalid muy confiable
Que armonía representa,
Y al ser ejemplo su afrenta
DEJÓ SU HUELLA IMBORRABLE.
VI
Entre el pasado y presente
Hay vacía humanidad
Y en la dura realidad
El que enseña sigue al frente.
Por eso HORACIO es la fuente
De valerosas acciones
Y en memoria a sus visiones
Está vivo su mensaje,
Y es un hito su coraje
¡DE NUEVAS GENERACIONES!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *