A LA ESENCIA MATERNAL

Es  la madre un ser divino
Con sapiencia angelical
Al diseñar un camino
¡A LA PROLE EN GENERAL!

Por ser fuente de armonía
Y sapiencia singular
Es la reina del hogar
Y lucero noche y día.
Es la noria de ambrosía
Por su melódico trino
Que apacigua el desatino
Con su mágica eficiencia,
Y al prolongar la existencia
ES LA MADRE UN SER DIVINO.
II
Ante un mar tal vez revuelto
Apacigua el fuerte oleaje
Y se enternece el paisaje
Frente al problema resuelto.
La providencia da el vuelto
Por su cariz fraternal
Y si el orbe es otoñal
Permite al ser que remonte,
Y motiva el horizonte
CON SAPIENCIA ANGELICAL.
III
Es sinónimo de paz
Sus manos en oración
Y la más dulce canción
Su voz en eco solaz.
Por su espíritu feraz
Su palabra luce tino
Y un panorama genuino
Cual estrella desprendida,
Y es antorcha de la vida
AL DISEÑAR EL CAMINO.

IV
No la agobia alguna pena
Ni el oscuro sufrimiento
Hace gala de talento
Y a la injusticia condena.
No tan sólo es mujer buena
Sino de esencia genial
La de infinito caudal
Y maestría absoluta,
Y le define una ruta
A LA PROLE EN GENERAL.
V
Es digna de bendición
Por tener sexto sentido
Y su regazo es cual nido
Que genera proyección.
Por recibir bendición
Su ternura se engrandece
y al que de afán adolece
le despeja el orbe magro,
al ser cuna del milagro
PARA QUE EL HIJO PROGRESE.
VI
Más si va al descanso eterno
Donde está brinda su luz
hace liviana la cruz
Por su carácter fraterno.
Le da un verano al invierno
Y destruye artero mal
Y le da el paso triunfal
A todo ser vacilante,
Y hay que amarla a cada instante
¡AL NO HABER UN SER IGUAL!

2011-05-08

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *