EL ENEMIGO DEL CAMBIO

en

Quien se connota eminencia
Siendo uno más del montón
Sufre crónica inconciencia
¡QUE LE TURBA LA RAZÓN!

Líder-3

Hay carentes de mesura
Que a  pesar que no dan frutos
Se colocan  atributos
En pos de máxima altura.
Más como en nada figura
Su tan mentada sapiencia
Lo lleva a la decadencia
Al ser el fin del farsante,
Y sin serlo, es arrogante
QUIEN SE CONNOTA EMINENCIA.

II

Aparenta lo que no es
Se le nota  a cada instante
Y es que sólo es petulante
Que más causa  vil revés.
No está libre de un traspiés
Por su ajena posición
Y al ser propio del felón
No acepta ningún consejo,
Y es por su mismo complejo
¡QUE LE TURBA LA RAZÓN!

V

Se adueña de cualidades
Que ni siquiera las tiene
Y un pedestal lo mantiene
Muy junto a sus mezquindades.
No es fuente de calidades
Más presume ostentación
Y al no tener corazón
Su saber jamás lo aplica,
Y  mucho se califica
SIENDO UNO MÁS DEL MONTÓN.

II

En cualquier institución
Tan sólo son una carga
Como el odio les embarga
Van muy cerca a la traición.
Usa la indisposición
Por eso no tiene meta
Y como a nadie respeta
Tan sólo es inoportuno,
que  sin ganarle a ninguno
SE CREE DE OTRO PLANETA.

VI

Con el título en la mano
Hace gala de sabihondo
Pero termina en el fondo
Por su nulo don humano.
Más que nada es  un villano
De marcada incompetencia
Que por su desavenencia
Se distingue por cretino,
Y por tanto desatino
SUFRE CRÓNICA INCONSCIENCIA.

Se jacta de visionario
Más por nimios ideales
Sólo hace gala de males
Pues con nada es solidario.
De falsía es propietario
Y de oscura mezquindad
 más comete atrocidad
y lo oculta desde luego,
Si en  vez de elevado ego
¡PREFERIBLE ES LA HUMILDAD!

2015-06-01

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *