LUMBRE DE MI ETERNA NOCHE

Por tu afecto inmarchitable
Con que latía mi esencia
Eras lumbre inapagable
¡DANDO LUZ A MI EXISTENCIA!

Angel, corazón y flor

Por tu sencillo cariz
Y  humildad en tus acciones
Lucías calma y visiones
Con denodado matiz.
Sembraste amor de raíz
En mi esencia inacabable
y por mi afán imparable
tuve luz de tu bonanza,
Si eras mi única esperanza
POR TU AFECTO INMARCHITABLE.

II

No había nada más grato
Que poder hablar contigo
Y el supremo fue testigo
De mi sentimiento innato.
El amarte fue sensato
Y ni tan sólo apariencia
que me daba complacencia
Por ser  más que verdadero,
Y es que tú eras  un  lucero
¡DANDO LUZ A MI EXISTENCIA!

V

Generaste una inquietud
Por su sentido especial
Y por tu dicha cabal
Alabe tu juventud.
Te brindé con prontitud
Lo mejor de mi experiencia
Más no apreciaste a conciencia
El porqué de mi ambrosía,
Si tú eras  la energía
CON QUE LATÍA MI ESENCIA.

III

Cuando embargaba el candor
Y muy feliz me sentía
La senda se puso fría
Entre sombras de dolor.
Humo se hizo tanto ardor
Y la tristeza se encumbra
Más como nada vislumbra
Tu ausencia llamaba al llanto,
Y hoy de a poco, sin tu encanto
VOY SIN RUMBO EN LA PENUMBRA.

VI

Eras a diario la fuente
Donde mi sed de cariño
 apagaba como un niño
por tu mágico torrente.
Al ser fresca tu vertiente
Tuve aurora incomparable
Y cual llama inimitable
Duplicaba mis empeños, 
Si en la noche de mis sueños
ERAS LUMBRE INAPAGABLE.

Hoy se suma un nuevo año
más lo mío va latente
Y aunque vives en mi mente
Me tratas como un extraño.
Para mí es un desengaño
Por lo mucho que sentí
Y el vacío que hay en mi
Me traslada hacia el delirio,
Que vivir es un martirio
¡SIN SABER NADA DE TI!

2015-03-05

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *