LA ALBORADA NAVIDEÑA

Al ser dulce melodía
Forjadora de hermandad
Con su espacio de armonía
¡QUE VENGA LA NAVIDAD!

Un sentimiento de paz
Como nunca se halla visto
Simboliza JESUCRISTO
Al nacer con luz feraz.
Augura norte solaz
En su lecho de ambrosía
Y cual tierna sinfonía
Irradia sus bendiciones,
Y embriaga los corazones
AL SER DULCE MELODÍA.

                     II

Simboliza comunión
De sentidos ideales
Y pensamientos formales
Para cumplir la misión.
Es un halo de visión
Para la prosperidad
Augura felicidad
Bajo norte cristalino,
Y con su encanto divino
¡QUE VENGA LA NAVIDAD!

                        V

Cuando llega el veinticinco
De diciembre en la existencia
El niño recobra esencia
Y se festeja de un brinco.
Se pone en forma en un cinco
Y espera la novedad
El regalo en cantidad
Y cariños por doquier,
Y se vuelve igual que ayer
FORJADORA DE HERMANDAD.

                     III

Que perennice optimismo
Y el mundo se reconcilie
Y al que sufre se le auxilie
con leal compañerismo.
Se acabe el antagonismo
Con sentimiento solaz
Y bajo aurora feraz
A la violencia se olvide,
Y JESUCRISTO convide
UN UNIVERSO DE PAZ.

           VI

Es su venida a la tierra
Un albor de sencillez
Y grato ejemplo a la vez
De un humilde advenimiento.
Es la PASCUA un sentimiento
Hacia la eterna alegría
Y sin la entraña vacía
Hacer lo que dicte el alma,
Y por eso invita  calma
EN SU ESPACIO DE ARMONÍA

Sintetiza no violencia
Y que la guerra termine
Y la conciencia se afine
Para mayor complacencia.
Que  repunte la decencia
Y la real inspiración
Y exista la promisión
Por sendero bien fecundo,
y que surja por el mundo
¡PLANETARIA CREACIÓN!

2011-12-09

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *