NO ES LA MUERTE UN CRUEL FINAL

Quien de talento hace honor
Así le nieguen su umbral
Tarde o temprano al valor
¡SE LE PRODIGA UN SITIAL!

En algunas sociedades
Al saber se le valora
Y el que en su alma lo atesora
No lo hace por vanidades.
Son tan sólo propiedades
Por designio superior
Más o falta el impostor
Que macilla al elegido,
Y no está libre de olvido
Quien de talento hace honor.

II

El que marca diferencia
Es mal visto por el necio
Y no le falta el desprecio
Porque que luce falencia.
Le sale la competencia
Pero resulta informal
Al que es de sabia total
El infinito da albor,
Y sigue en dura labor
ASI LE NIEGUEN SU UMBRAL.

III

Si el entorno es informal
Es el oro lo que prima
Y el sabio que a la cima
No se mira como tal.
No hay un sentido cabal
De su místico furor
Cuando refleja esplendor
Deslucirlo se propende,
Más al trono se le asciende
Tarde o temprano al valor.

IV

No investiga por la fama
Ni por ser un millonario
Es por siempre solidario
Así le apaguen su flama.
Por halagos no reclama
Luce fuerza espiritual
Y su energía cabal
Es noria de sentimiento,
Y al que activa el pensamiento
¡SE LE PRODIGA UN SITIAL!

V

No falta quien minimiza
Al de notable atributo
Y lo olvida en absoluto
Y su duda perenniza.
El envidioso enfatiza
Que no tiene solidez
Y niega su calidez
Como si fuera farsante,
Es que el ego dominante
CARECE DE SENSATEZ.

VI

Por tanto materialismo
Se opaca a la inteligencia
Y se activa la inconsciencia
Generando antagonismo.
Por el vil oportunismo
Al que dibuja su historia
Se acusa de vanagloria
Y de nublar al progreso,
Y resulta que el deceso
¡ES INICIO DE SU GLORIA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *