VOY TRAS MI SUEÑO IMPOSIBLE

en

Si no das luz de tu cielo
Desde que despierta el día
No cumpliría mi anhelo
¡DE SENTIRTE SIEMPRE MÍA!

No es lo mío novedad
Lo supiste de inmediato
Pues con mi afecto sensato
Te mostré afectuosidad.
Te confesé la verdad
Y que tu eras mi consuelo
Más cual si fueras de hielo
Sólo fuiste muy fraterna,
que mi bruma será eterna
SI NO DAS LUZ DE TU CIELO.

II

Forjé miles de ilusiones
De una mutua relación
Más tu noble corazón
No hizo caso a mis pasiones.
Más surgieron mis versiones
De vibrante poesía
Y en versos te lo decía
Como en divino torrente,
Por eso estás en mi mente
DESDE QUE DESPIERTA EL DÍA.

III

Sumando fueron las horas
Y a los años dieron vida
Más no fuiste quien convida
Tus caricias sin demoras.
Más lo que en tu alma atesoras
Descubrir quisiera el velo
Y entre fino terciopelo
Hacerle en mi pecho un nido,
Sino de hablarte al oído
NO CUMPLIRÍA MI ANHELO.

IV

Entre expresar un ¡Te quiero!
Y tu sonrisa inocente
Se esfuma el tiempo en la fuente
Y en orfandad voy que muero.
Por tocarte desespero
Y probar de tu ambrosía
Y al unir la algarabía
Ser uno sólo fragante.
Y no perderme un instante
¡DE SENTIRTE SOLA MÍA!

V

Que amaría sólo a ti
Comprendí la vez primera
Por eso voy a la espera
Que por fin vengas a mí.
En tu ser no se que vi
Que te pido por piedad
Dame un arrullo deidad
Con ese aire que te aflora,
pues si me quitas tu aurora
VIVIRÍA EN SOLEDAD.

VI

Como verás mi calvario
Solo tu darás sosiego
Y si a tus brazos no llego
Mi futuro es lapidario.
Por eso voy solidario
En pos de tu calidad
Te necesito en verdad
Y que nadie me reproche,
Y apenes llegue la noche
¡PARA AMARTE EN LIBERTAD!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *