¡OH GRAN SEÑOR DE LOCUMBA!

Al ser tú poder bendito
Donde el perdón es enmienda
Paz y amor del infinito
¡SEÑOR DE LOCUMBA OFRENDA!

Emanas de tu santuario
Desde tu valle frondoso
la visión del poderoso
Que sosiega al vecindario.
Todo el pueblo solidario
como si estuviera escrito
hoy viene marcando un hito
en unitaria  creencia,
que   el espacio se potencia
AL SER TU PODER BENDITO.

II

Por dar rutas verdaderas
OH gran SEÑOR DE LOCUMBA
tu nombre eterno retumba
Más allá de las fronteras.
Con emociones sinceras
hay esencia en cada rito
y con afecto fortuito,
das al alma nueva pista
y en todo el camino  exista
PAZ Y AMOR DEL INFINITO!

IV

No sólo en el sur hermano
tus milagros dan la vida
el PERÚ te da cabida
Con sutil calor humano.
Te da fuego el soberano
y haces que el hombre se entienda
y sobre todo comprenda
que la unión da norte fiel,
y das calma a flor de piel
DONDE EL PERDÓN ES ENMIENDA.

Por dar rutas verdaderas
OH gran SEÑOR DE LOCUMBA
tu nombre eterno retumba
Más allá de las fronteras.
Con emociones sinceras
hay esencia en cada rito
y con afecto fortuito,
das al alma nueva pista
y en todo el camino  exista
PAZ Y AMOR DEL INFINITO!

V

No cesa el peregrinaje
y una santa procesión
y se invoca en oración
Cimentar mayor bagaje.
Se hace fiesta en el paraje
y la misa irradia senda
y ya los ojos sin venda
diseñan rumbo feraz,
Y un horizonte solaz
¡SEÑOR DE LOCUMBA OFRENDA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *