EL CIELO DEL OCTAVO DÍA

<p style=”text-align: left;” align=”center”><span style=”text-decoration: underline;”><strong>EL CIELO DEL OCTAVO DÍA<a href=”http://mariateguino.ujcm.edu.pe//wp-content/uploads/2012/03/cielo1.gif”>
<img class=”alignright” title=”cielo1″ src=”http://mariateguino.ujcm.edu.pe//wp-content/uploads/2012/03/cielo1.gif” alt=”” width=”303″ height=”243″ /></a></strong></span></p>
<p style=”text-align: left;” align=”center”>Nada más que visionarios
Forjan más conocimientos
Y sus pródigos talentos<a href=”http://mariateguino.ujcm.edu.pe//wp-content/uploads/2012/03/cielo1.gif”>
</a>
Dan caminos solidarios.
Sin destellos lapidarios
por ser llama celestial
Dejan sabia sin igual
De su noble inteligencia,
Que hoy motivan la conciencia
<strong>¡POR LEGADO ESPIRITUAL!</strong></p>
<p style=”text-align: justify;” align=”center”><!–more–></p>
<p style=”text-align: justify;” align=”center”>Cuanto quisiera caminar libremente por el mundo en pos de la luz de una estrella y no encuentre barreras, ni fronteras que limiten mi paso apurado hacia el umbral de la excelencia. Anhelo hablar animosamente con todos los seres que encuentre en mi escabroso camino y me entiendan fácilmente por ser mi lengua universal. Ansío en mi corto paseo terrenal, no encontrar niños mal trajeados, con lágrimas en los ojos, bajo un llanto lastimero, sin juguetes en la mano, o trabajando, cuando deberían estar corriendo tras una cometa de papel o su trompo de madera. Sueño no hallar ancianos meditabundos, perdidos en la bruma de su abandono, reclamando el descanso eterno para su alma extraviada en la aridez de su orfandad.</p>
<p style=”text-align: left;” align=”center”><a href=”http://mariateguino.ujcm.edu.pe//wp-content/uploads/2012/03/image002.jpg”><img class=”size-full wp-image-3526 aligncenter” title=”image002″ src=”http://mariateguino.ujcm.edu.pe//wp-content/uploads/2012/03/image002.jpg” alt=”” width=”244″ height=”244″ /></a></p>
<p style=”text-align: justify;” align=”justify”>Cuanto deseo, sí el que pudiera hacer un favor, lo haga sin esperar recompensa, porque es consciente que el servir es su misión y no se muestre desentendido e indiferente simplemente por egoísmo e ingratitud. Que se sienta motivado a hacer el bien, sin que nadie se lo pida de rodillas o a cambio de dinero. Que se engendre el nuevo hombre en la tierra, capaz de compartir, no lo que le sobra; sino lo que necesita, pero que puede ser más útil para otros que están en peores condiciones. Que no demuestre hambruna sin medidas, cuando no la tiene, que no sea una víctima de la ambición desmedida y que sólo piense en tener bienes materiales, aunque sea atropellando a los demás, mostrando una total desatención hacia el ser divino. Como quisiera que ya no haya sumisos, ni serviles en esta faz bendita y que todos caminen con la frente en alto mirando el porvenir con la fe en que vendrán tiempos mejores. Que cese para siempre la violencia y el afán expansionista, de dominio mundial incontrolable, de los que creen que avance científico es subyugar a los pueblos oprimidos a base de la explotación, heredando destrucción y muerte. Por eso el que sabe mucho, se baje del arco iris de la sapiencia, e irradie su propuesta emprendedora a los cuatro vientos con la humildad del que solamente tiene avidez por el nuevo conocimiento. Que nadie suplante, ni deje sin puesto de trabajo a sus semejantes amparados en el mando pasajero, al verdadero cultor de aptitudes y habilidades que marcan la diferencia en el mercado laboral. Que se valore al talento humano y se coloque en la cima que le corresponde, en honor a sus atributos irrepetibles e innatismo fecundo. El que vende su conciencia, libertad y silencio, ofrendando mentiras al pueblo a cambio de un cheque con varios ceros a la derecha, que ya cese su ignominia por respeto a la humanidad. Que nadie crea que el planeta se acaba pronto y pretenda obtener todos los beneficios, honores y umbrales habidos y por haber, de la noche a la mañana, sin esfuerzo alguno.</p>
<p style=”text-align: justify;” align=”justify”>A veces pienso, que todo sería diferente, si la ambición quedase sepultada para siempre bajo el manto celestial de una sonrisa, la avaricia por un cerro de ecuanimidad, el odio por varias toneladas de ternura, el rencor por kilómetros de dicha, la cólera por todo un valle de cordura, la mentira por un nube de verdad, la ira, por un mar de serenidad, la injusticia por un rayo de equidad, la explotación por un torrente de igualdad, la violencia por un coro de voces blancas como si le dieran serenata al sol, la prepotencia por un arrullo musical de celestes manantiales, la petulancia y la arrogancia, por todo un firmamento de igualdad.</p>
<p style=”text-align: justify;” align=”justify”>Ojala que pronto llegue la hora en que una persona felicite de corazón al que ha obtenido un galardón como fruto de su trabajo, se alegre por el éxito ajeno, festeje el triunfo del vecino, abrace al ganador como si fuera suya la acción. Será cuando se de cuenta que su intelectualidad, tiene que ir a la misma altura que su cultura, rasgos humanos, objetivos comunes, visión planetaria y solidaridad plena.</p>
<p style=”text-align: justify;” align=”justify”>Todo es posible, si el hombre llega a descubrir a través de la meditación, la observación, la apreciación de la natura existente, la influencia del espacio, el arte y el mundo interior del ser ¿cuál es su rol sobre la tierra? ¿Cuáles con los atributos que tiene y qué es lo que puede adquirir para ser un líder hasta más allá de la muerte? Si se despoja de todos sus defectos y crea en sí mismo, un paraje de virtudes imperecederas, si ama a todos como si fueran sus hermanos de sangre, empezará a florecer con aromas edénicos, aún sin primaveras. Si ante el desliz del amigo, está presto a extender la mano sin ningún interés para que se levante y siga en su lucha por la vida; si a la persona que ha caído en desgracias una y mil veces, le muestra el camino de la felicidad con el ejemplo. Es el que la superación personal, debe ser la tierna melodía que despierte en cada ser, las ansias de sonreír después de la dicha de nuestro orbe circundante.
El día que amanezca así como yo lo visualizo, se aprenderá a mirar a la existencia con el color de la esperanza y descenderá sobre todos nosotros, una aureola de paz y amor, porque aún estamos en el octavo día, pues la creación del mundo, no ha acabado todavía.</p>
<p style=”text-align: justify;” align=”justify”><a href=”http://mariateguino.ujcm.edu.pe//wp-content/uploads/2012/03/seresespirit.jpg”><img class=”aligncenter size-full wp-image-3527″ title=”seresespirit” src=”http://mariateguino.ujcm.edu.pe//wp-content/uploads/2012/03/seresespirit.jpg” alt=”” width=”300″ height=”483″ /></a></p>

<table id=”table2″ width=”450″ border=”0″>
<tbody>
<tr>
<td colspan=”2″ align=”center”><span style=”text-decoration: underline;”><strong>HACIA LAS HUELLAS ETERNAS</strong></span>Sólo dan la eternidad
Las virtudes positivas
Si hay visiones creativas
<strong>NACE LA INMORTALIDAD.</strong></td>
</tr>
<tr>
<td align=”center”>No perenniza la historia
Al que logró más dinero
Más se recuerda primero
Al que dio gratuita euforia.
A quien lejos de su gloria
Apreció más la verdad
y al ser hito de amistad
brindó paisajes de calma,
Es que las obras del alma
<strong>SOLO DAN LA ETERNIDAD</strong>
<strong>II</strong></td>
<td align=”center”>El que antepone a la paz
en lugar de la violencia
está brindando a conciencia
todo un ámbito solaz.
Por su espíritu feraz
Sin aureolas conflictivas
Al ser todas sensitivas
ofrendan norte fragante,
Se trasciende a cada instante
<strong>SI HAY VISIONES CREATIVAS</strong>
<strong>IV</strong></td>
</tr>
<tr>
<td align=”center”>El que ante todo es puntual
Y además disciplinado
A ganar está llamado
Por su legado inmortal.
Genera su aura triunfal
Con medidas correctivas
Sin ideas negativas
Su mundo interno potencia,
Es que heredan la excelencia
<strong>LAS VIRTUDES POSITIVAS</strong></td>
<td align=”center”>No son los años de vida
Ni mucho menos la raza
El que un nuevo rumbo traza
Y la historia consolida.
Es la enseñanza aprendida
Bajo divina deidad
Es buscar la calidad
Con el sentimiento puro,
Pues si predice el futuro
<strong>¡NACE LA INMORTALIDAD!</strong></td>
</tr>
<tr>
<td colspan=”2″ align=”center”><strong>V</strong>
Solo el de virtuosidad
Irá viaje a las estrellas
Dejará en la tierra huellas
Por ser fuente de bondad.
Si fue todo cualidad
Tendrá muchos seguidores
Y brindará sus albores
Hasta lejos de este mundo,
Y seguirá muy fecundo
<strong>¡DANDO VIDA A TRIUNFADORES!</strong></td>
</tr>
</tbody>
</table>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *