A LA MADRE  BENDECIDA

Por todo el amor del mundo
De tu fuente sin frontera
Al ser tu afecto  fecundo
¡ERES MADRE EN PRIMAVERA!

Por bendecida del cielo
Tienes la fuerza del sol
Y tu esencia es un crisol
Que da forma a todo anhelo.
Sabes lo que es el desvelo
Por el hijo en  un segundo
Y das  cariño profundo
A la prole por igual,
y eres noria terrenal
POR TODO EL AMOR DEL MUNDO.

II

Eres ángel celestial

Que das vida a cada instante
Y  la dicha más fragante
En espacio terrenal.
Ofrendas unión total
Por radiante compañera
Al ser la que más se esmera
En amicales reflejos,
y por tus sabios consejos
¡ERES MADRE EN PRIMAVERA!

V

Eres reina en el hogar
Por notables atributos
y por actos resolutos
forjas ruta singular.
Creas  norte sin  cesar
Con emoción verdadera
Y al ser la que más lidera
Trasmites desprendimiento,
pues tu voz es mandamiento
DE TU FUENTE SIN FRONTERA.

III

Más no toda quien da a luz
Se le da el sagrado nombre
Hay algunas  que así asombre
Del entorno son la cruz.
Hay quien hecho un arcabuz
Hiere a todo ser fraterno
Y al deparar un  infierno
No cumple con  su función,
Si sólo hay generación
DEL  ESPÍRITU MATERNO.

VI

Los problemas que hay en casa
Le das justa solución
Y permites proyección
Por la que  nadie fracasa.
Tu pensamiento se basa
En un latir oriundo
Y ante el éxito rotundo
Se debe a tus cualidades,
e irradias eternidades
AL SER TU AFECTO FECUNDO.
Más la que irradia justicia
Por su educada conciencia
Es la que emana sapiencia
y refleja su pericia.
Actúa sin la codicia
Sin caer en lo falaz
Y en aras de albor solaz
A la equidad enarbola,
Pues su universal  aureola
¡ES UN  SÍMBOLO DE PAZ!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *