EL DIALECTO DE LA ENTRAÑA

 Por ser la mujer de origen divino y lo más perfecto que Dios creo sobre la faz de la tierra. Al ser ángel de bondad, permite por sus dones maternales que se prolongue la existencia por los siglos de los siglos y se cristalicen, metas, sueños, anhelos que simbolizan realización humana.

Por su femineidad que a la vida irradia sutileza y espiritualidad, haciendo A cada instante, todo un culto de amor y paz al milagro de la vida. No sólo se merece un sentido homenaje, sino una eterna valoración en cada momento de ser habitante pasajero del mundo; por ser la flor inmarchitable que con su belleza, aroma e identidad, hace maravilloso y encantador,  el corto paseo terrenal.

El irradiar un horizonte de bondades. Crea forma de singular aprecio en las fibras más íntimas del ser por ser de procedencia celestial y está al alcance solamente de los seres especiales que aman a todo lo existente por creación divina. Tiene inicio, más está destinado a no morir por ser la máxima expresión de humanidad de todo hijo de DIOS.  Es muy conocido que del cariño al afecto hay solo un paso. Existir sin amor es vivir una eterna agonía. Hay que amar a la naturaleza que nos da solaz esparcimiento, a nuestro entorno cercano por la continua compañía que nos brinda, al trabajo que realizamos, por hacernos sentir útil en el corto paseo terrenal. Más por ser habitante pasajero de este mundo es posible tener familia, pero sin que sea  por seguridad económica o por los hijos que se tiene, se formaliza y se eterniza la unión matrimonial. Más si solo es por necesidad o para evitar el “qué dirán” en verdad. Si no hay afinidad conyugal; la felicidad es ficticia por ser falso el lazo hogareño. Por eso mendigar cariño, equivale a sumisión y pobreza moral .El principal objetivo y único fin es envejecer con el cónyuge mientras los hijos crecen hasta que cada cual busca su destino por ser ley de la providencia. Por otra parte, no es buena la soledad puesto que al establecer un diálogo con el silencio, es reflejo de no realización personal; así se tenga millonaria cuenta bancaria. El hecho de aparentar estabilidad a través de la bonanza material, no significa dicha, sólo fastuosidad vana por ser temporal. Se puede tener toda la riqueza del mundo más si no hay afecto, todo es un gozo vacío que no da calma  y sosiego al alma. Es que el amor nace puro y libre, por ser un sentimiento total e incomparable fuerza sublime que justifica nuestra permanencia sobre la faz de la tierra.

Por eso el pensamiento del alma debe ser escrito con el corazón y hay que darse tiempo para todo, de tal manera que el trabajo y la diversión generen un derrotero hacia la prosperidad. Por esta razón, nunca ir tras un objetivo, olvidándose de vivir cuando la existencia es demasiado corta y la mezquindad y egoísmo nubla el horizonte de dicha del ser. Como tampoco explotar o bajo treta adquirir más dinero si al final no te llevas nada. El equilibrio entre lo material y espiritual determina plena sabiduría en el ser humano y deriva en excelencia para no ser al final un millonario infeliz. De igual manera aprender para sentirse rey ante el que no sabe, o querer acaparar todo el saber humano o los puestos habidos y por haber; si no hay sabio de saber total. Más bien la humildad es la clave del éxito. Por eso es mejor vivir bajo un mutuo horizonte compartiendo hasta lo poco que se tiene, cimentando el conocimiento y la bondad a conciencia que es de donde nace el amor y la paz, que son las únicas vías hacia la felicidad.

Más por ser sagrado el sentimiento y da energía espiritual  que al ser  fuerza motora del ser;   origina las más grandes hazañas en el ser humano. El engaño, el crear falsas expectativas en la pareja, la promesa incumplida, la falsía en el afecto; no deben tener nunca cabida en esta manifestación divinal de compartir emociones en aras de consolidar ideales que perennizan la especie humana a través de la unión matrimonial. Por todo lo dicho, no es un juego, ni para pasar el tiempo, ni por distracción o matar la soledad. Es la máxima expresión de unión en el sendero universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *