SÓLO QUEDA EL RECORDARTE

en

Tu mirada indiferente
Al tenerte frente a mí
fue el puñal demás hiriente
¡QUE EN MI VIDA YO SENTÍ!

Corazón-9

Después de la dicha plena
Sin compartida pasión
Sino la separación
Originando mí pena.
Tu figura tan serena
Cual un  astro en el poniente
Dejó de ser contundente
Sin tu carisma brillante
Y me dio muestra al instante
TU MIRADA INDIFERENTE.

II

Que todo al fin  se termina
Es una ley natural
Lo que resulta mortal
La forma tan repentina.
Calló el ave que fiel trina
Y acongojado me vi
 entristecido seguí
Sin  tu aureola de candor,
Y es el más grande dolor
¡QUE EN  MI VIDA YO SENTÍ!

V

Dejó huella  el distanciarte
A mi enamorado ser
Y se opacaba el placer
Que sentía al encontrarte.
Acaso dejé de amarte
Como nunca lo sentí
pues contigo conocí
la más dulce complacencia,
más  no penetré en tu esencia
AL TENERTE FRENTE A MÍ.

III

Al no  ser mío tu don
Y de otro hombre tu consuelo
Se derrumbaba mi cielo
Con toda mi ensoñación.
Mi anhelo de eterna unión
Le llegó el anochecer
Y ante el gran oscurecer
Evocarte es necesario,
Más yo si recuerdo a diario
TU BELLEZA DE MUJER.

VI

Todo tiene una razón
Más te fuiste sin motivo
Si tan sólo fui incisivo
En brindarte adoración.
El quererte fue misión
Pues mi amor te di en torrente
Y de mi alma era la fuente
Más perdió su intensidad,
Que al percibir tu frialdad
FUE EL PUÑAL DEMÁS HIRIENTE.

Ahora sé que nada dura
Ni siquiera un juramento
La promesa es al momento
Pero no siempre perdura.
De pronto pierde su altura
destruyéndose hasta el nido
Y lo que fue consentido
Ya no brida sus matices,
es que los ratos felices
¡PRONTO PASAN AL OLVIDO!

2015-07-22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *