HACIA EL ÚLTIMO SUSPIRO

en

Después de una estancia a prueba
En el orbe terrenal
Sabe DIOS   a quien se lleva
¡A LA VIDA ESPIRITUAL!

Muy bella

Luego de una  corta estancia
El final le llega a todos
Y  la fosa según modos
Se ocupa en última instancia.
Se esfuma la petulancia
Y el alma presto de eleva
más el suceso conlleva
Que se acabe la persona,
Y la tierra se abandona
DESPUÉS DE UNA ESTANCIA A PRUEBA.

II

Todo el rasgo de opulencia
Solo un tiempo brinda honores
Después lo cubren con flores
Hasta al de vasta sapiencia.
No se trata de conciencia
Ni del brillo material
Es el fin más natural
En que no vale la suerte,
Y lleva física muerte
¡A LA VIDA ESPIRITUAL!

V

Los bienes que tuvo al paso
O la más grande mansión
Queda en otra posesión
Pues de mudanza no es  caso.
Si de riqueza fue escaso
Ante el viaje en especial
Empieza la ruta igual
Con o sin auto moderno,
pues nada resulta eterno
EN EL ORBE TERRENAL.

III

Raudo parte el eminente
y el de lirico talento
el de artístico momento
y si  duda al delincuente.
Se apaga sutil vertiente
O al que le sobra el trabajo
Sobreviene el altibajo
Sin mayores atenuantes,
Y es que gentes  importantes
HAY MÁS ARRIBA QUE ABAJO.

VI

Enterado no es del día
En que la esencia termine
Ni el alma que más se afine
Sabe cuál será la vía.
Más que DIOS al ser el guía
Que la estadía renueva
Y a negarlo quien se atreva
De templanza no es motivo,
Y entre el  bueno y negativo
SABE DIOS A QUIEN SE LLEVA.

Quién de muestra sobrevive
No respeta ni a la raza
Con el vacío se enlaza
Y oscuro luto concibe.
Al ser quien nadie  prohíbe
Y de ninguno es anhelo
No hay que tenerle recelo
Ni esperar una sorpresa,
pues como nadie regresa
¡ME IMAGINO UN GRATO CIELO!

2015-06-09

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *