EL DELIRO DEL QUE SUEÑA

en

El que busca la alta cima
Sin  tener la calidad
Si es que mucho se sublima
¡CAE EN LA MEDIOCRIDAD!

Rincón del Tibet

El de un mínimo atributo
Y resulta un inconsciente
Se apunta por todo frente
Sin carácter resoluto.
Más sin  poder absoluto
En el esfuerzo escatima
Y si ninguno lo mima
De a poco pierde su altura,
Y no denota mesura
EL QUE BUSCA LA ALTA CIMA.

II

Como si fuera importante
Es el que en todo se mete
Y hasta seguido arremete
Donde tan sólo es farsante.
En su extravío abundante
Con fantasía en verdad
E imagina propiedad
De lo que no tiene base,
Y al ser vacío de clase
¡CAE EN LA MEDIOCRIDAD!

V

Su propia nube se crea
Que  al de lado condiciona
Y es el que más lo ovaciona
Así nulo en todo sea.
No domina la marea
denotando ingenuidad
Y al ser nulo de bondad
Marcha  lejos de sitiales,
Y aspira sendos umbrales
SIN TENER LA CALIDAD.

III

Al ser de  afiebrada mente
sin tener identidad
se inventa una cualidad
en su más vano torrente.
Más fingiendo de eficiente
Su embriagues la consolida
Y de cordura se olvida
Ante opaco resplandor,
Y al andar de mal en peor
EL ENTORNO LO LAPIDA.

VI

Es el que sueña despierto
Originando  quimera
Y delira a su manera
Como rey en su desierto.
A su panorama incierto
Por nada lo sub estima
Las asperezas no lima
Y hasta camina sin freno,
que va por  falso terreno
SI ES QUE MUCHO SE SUBLIMA.

Al valerse de amistades
Y de recomendaciones
Asciende por escalones
Hacia nuevas realidades.
Se desnudan las verdades
Y al carecer de razón
No vislumbra proyección
Más todo sigue su curso,
Y por escaso recurso
¡ES UNO MÁS DEL MONTÓN!

2015-03-24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *