MADRE DE LOS TIEMPOS IDOS

en

Por  aurora que embelesa
de un humano resplandor
eres luz MADRE TERESA
¡POR TU ABNEGADA LABOR!

madre-teresa-de-calcuta

Tu vocación de servicio
Fortaleza le dio a tu alma
Y la  indoblegable calma
Para actuar frente al prejuicio.
Dar tu apoyo fue el indicio
Que en más de uno fue sorpresa
Pero en tus hombros no pesa
El más opaco  arrebol,
que alumbras igual que el sol
POR AURORA QUE EMBELESA.

II

Tocaste todas las puertas
Para económica ayuda
Más no fuiste quien se escuda
En posiciones inciertas.
En las entrañas desiertas
Pintaste bello color
Y el divino resplandor
Llenó de mieles tu noria,
que DIOS  te depara gloria
¡POR TU ABNEGADA LABOR!

V

Tu labor como enfermera
Hizo múltiples tus dones
Y con vastas curaciones
La salud fue de primera.
De la enfermedad artera
Ya no causaba dolor
Y con tratos de rigor
Tu misión fue desbordante,
Como una flama brillante
DE UN HUMANO RESPLANDOR.

III

Tras celeste bendición
Y apoyos angelicales
Derrotaste a los  males
Con tu santo corazón.
Tus manos en oración
Irradiaron fiel bondad
Po eso tu santidad
Denoto ser absoluta,
Y forjaste dulce ruta
DONDE PRIMÓ LA HUMILDAD.

VI

Ante la crítica injusta
De la malsana opinión
Ni sentiste la presión
Si a la verdad no se ajusta.
No pusiste cara adusta
Si no pan sobre la mesa
Y ante el hambre diste presa
Con afecto por doquier,
Y por milagros al ser
ERES LUZ MADRE TERESA.

Por tu aureola celestial
Fuiste capaz de proezas
Y afloró tus sutilezas
En espacio terrenal.
Por tu esencia sin igual
hubo ruta desprendida
Y la confianza perdida
Dio un entorno complaciente,
que desde el cielo imponente
¡ERES ESTRELLA DE VIDA!

2014-07-09

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *