LOS ADALIDES DE ARENA

Al no tener potencial
Por crítico de ocasión
Existe el líder social
¡DE MUY CORTA DURACIÓN!

No falta el comprometido
Con  albor nacionalista
Y a la crisis  que se enquista
Lo enfoca con real sentido.
Ser adalid entendido
reafirma con fe gremial
Más de pronto sin causal
Empieza su recesión,
Y se apaga la emoción
AL NO TENER  POTENCIAL.

II

Empieza con buen indicio
Y al ser falso por doquier
denota que es vano ser
Sin vocación de servicio.
Al causar no más perjuicio
Por nulo de convicción
Sin la mínima visión
Se oculta por todas partes,
Y hay por eso los baluartes
¡DE MUY CORTA DURACIÓN!

V

Emerge en el escenario
Con absoluto realismo
Más parece oportunismo
Por su cambio necesario.
Sin portarse solidario
Se aleja de toda acción
Y deserta en la misión
Y en la oscuridad no alumbra,
Y prosigue en la penumbra
POR CRÍTICO DE OCASIÓN.

III

Con grandeza fascinante
en  la cruzada alecciona
más de pronto lo abandona
Sin la gloria edificante.
Más es el real detonante
La fantasía que  rueda
Y el futuro se le enreda
Por incongruencia vanal,
Y obviando el ciclo vital
EL PROSPECTO EN NADA QUEDA.

VI

Por no saber lo que quiere
Está donde siempre sobra
Y si el tiempo fe le cobra
La retirada prefiere.
Es comodín que interfiere
Sin  una esencia total
Que marcharse le da igual
Así cause resquemor,
Y cual perfume  de flor
EXISTE EL LÍDER SOCIAL.

Si está en plena juventud
Y fácilmente claudica
Muy claramente se explica
Que carece de virtud.
Al no tener actitud
Hay desconfianza a la vez
Y al lucir inmadurez
Es no más un ser confuso,
Y tan sólo fue un iluso
¡CARENTE DE SOLIDEZ!

2012-09-15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *