EL NIÑO ES DIVINA ESENCIA

El niño desde que  nace
Es un mensaje divino
A la existencia complace
¡POR SER TODO UN BELLO TRINO!

 

No hay más sueño familiar
Que tener  la descendencia
Con su mágica presencia
Llena de dicha al hogar.
Da sosiego sin cesar
Y la esperanza renace
Lo mas difícil bien se  hace
Y  da un  vivir de valía,
Y le da al alma alegría
EL NIÑO DESDE QUE NACE.

II

Hay que darle mucho amor
Cuando en el vientre se encuentra
Si la madre  se concentra
Velará por su esplendor.
Es un hijo igual que flor
Que no basta que se abrace
Más de su rol que se trace
Debe ser luz esplendente,
que su mirada inocente
A LA EXISTENCIA COMPLACE

IV

Hay que dar salud mental
Desde que está en formación
Y buena alimentación
Para un  vasto potencial.
Su desarrollo total
Se consigue con buen tino
Y si  hubiere desatino
Se está incubando el quebranto,
Si hasta del niño, su llanto
ES UN MENSAJE DIVINO.

De todo no basta darle
O comprarle hasta demás
Para que sea verás
Antes que nada hay que amarle.
Sin medida hay que adorarle
Y diseñarle un camino
Y al encontrar su destino
Sea fuente de talento,
No hay que dejarlo un momento
POR SER TODO UN BELLO TRINO.

V

Ser un hombre de futuro
No es un logro que se obliga
Desde que está en la barriga
Hay que darle afecto puro.
Será un triunfador seguro
Si en los padres hay la unión
De esa noble comunión
Surge el líder del mañana,
Si hay conciencia soberana
¡TENDRA TIERNO CORAZON!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *