LA TIERRA QUE DA LA VIDA

Al darme el suelo energía
Por tener la esencia pura
Vivo junto a su ambrosía
¡POR AMOR A LA NATURA!

Por ser fugaz habitante
de su faz multicolor
recibo su fiel candor
y su perfume fragante.
Me da la flora brillante
Una fuente de alegría
Y convivo noche y día
sobre su ambiente solaz,
y existo sobre su faz
AL DARME EL SUELO ENERGÍA.

II

Se del más fértil cultivo
Y la semilla que brota
Pues a la sed se derrota
Con tan fresco aperitivo.
Da un entorno positivo
Y embruja la noche oscura
Y el canto del ave apura
Y a la penumbra desplaza,
Y hay un aura que me enlaza
POR TENER LA ESENCIA PURA.

III

Se del riego en madrugada
Y del frío del invierno
Al ser espacio fraterno
Por cautivante avanzada.
Toda agrícola cruzada
Es de real algarabía
Y es la jornada bravía
Con que el hombre se acrisola,
y al ser parte de su aureola
VIVO JUNTO A SU AMBROSÍA.

IV

Me dio el sauce fresca sombra
En el candente verano
Y lo trepaba temprano
Como si fuera una alfombra.
En mi recuerdo se nombra
por ser rasgo de hermosura
Y un horizonte apertura
Al ser divino consuelo,
Y me da la ruta al cielo
¡POR AMOR A LA NATURA!

V

Se del fruto generoso
Que pone fin a la hambruna
Y por inmensa fortuna
Da un mañana majestuoso.
Irradia un norte frondoso
Y da al mundo complacencia
Y la entraña se potencia
Que en el alma sabe a trino,
Y me da el soplo divino
EN MI RUTA A LA EXCELENCIA.

VI

Por ser entraña del ser
Que nunca se contamine
Y lo malo se elimine
pues morir no es un placer.
Que se cuide por doquier
Para la posteridad
Y exista felicidad
De la manera oportuna,
Es que la tierra es la cuna
¡DE TODA LA HUMANIDAD!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *