EL SENDERO A LA VERDAD

en

No se si lo que hago es bueno
Si del alma es toda acción
Sólo doy albor ameno
¡CON LA FE DEL CORAZÓN!

Propendo infinito enlace
Entre el ayer y el mañana
Y bridar la dicha humana
A cada rato que nace.
Sólo irradio lo que place
Con espíritu sereno
Y del sentido más pleno
Por siempre lo brindaré,
Aunque refleje mi fe
NO SE SI O QUE HAGO ES BUENO.

II

No irradio blanca pureza
Y sin gran duda lo intento
Y en razón a mi talento
Origino mi grandeza.
Emano la sutileza
Donde impera la traición
Y al crear superación
Ser un norte de bondad,
que no hay mínima maldad
SI DEL ALMA ES TODA ACCIÓN.

III

Al prosperar la injusticia
En completa libertad
Se agrava la mezquindad
Que cualquiera se desquicia.
Más ajeno a la malicia
Ante horrible desenfreno
A ninguno lo condeno
Por mi entrega generosa,
Y ante faena dudosa
SÓLO DOY ALBOR AMENO.

IV

La ambición no me provoca
Así viva en la pobreza
Pues con escasa destreza
Soy quien nada lo trastoca.
Se muy bien lo que me toca
Más no busco la traición
Ante todo solución
Para que el hombre remonte,
Y aperturo un horizonte
¡CON LA FE DEL CORAZÓN!

V

Ante el acoso inclemente
De la fría corrupción
No admito su evolución
Con sentido competente.
Lo santifico a mi fuente
Con los aires de cultura
Y mi firmeza perdura
Enseñando noble senda,
Y al ser muy justa mi ofrenda
SURGEN CIELOS DE VENTURA.

VI

No da el oro resplandor
Ni el sendero tan fecundo
Lo que más vale en el mundo
Es la paz junto al amor.
Por eso del esplendor
No voy contra la corriente
Y hasta forjo un continente
Al ser noria de valía,
Y al reflejar mi ambrosía
¡INFINITA ES MI VERTIENTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *