DESDE EL ATRIL DE MI TIEMPO

Cerca a los dardos hirientes
Que le hace daño a la euforia
Demostrar fieles torrentes
¡DE UN CREAR SIN VANAGLORIA!

La maldad a diario existe
Que la calle es amenaza
Y el más bueno hasta se enlaza
Si el enemigo persiste.
Hay que ser el que desiste
Entre los más confidentes
Y en las caras reincidentes
De bondad hacer derroche,
Y hay quien vive por la noche
Cerca a los dardos hirientes.

II

Prolifera el ser más ruin
Y acosa en cada momento
más en base al fiel talento
Hacer ruta en el confín.
Compañía hallar al fin
Y se enternezca la noria,
Y tras senda meritoria
Ir por rutas muy genuinas,
Y enfrentarse a las espinas
QUE LE HACEN DAÑO A LA EUFORIA.

III

Si el espacio que imagina
Piensa que es su pertenencia
A sus sueños los potencia
Y se eleva como un pino.
Sino peca de cretino
Y si hubiera prepotentes
Sacando filo a sus dientes
combatirlos con pasión,
Y pleno de inspiración
Demostrar fieles torrentes.

IV

Quien no más es instrumento
De un mandato superior
Por eso de su candor
Irradia su voz de aliento.
Lo que sobra es sentimiento
Si es que diseña su gloria
Pues al escribir su historia
Ni el enemigo lo daña,
Y se hace dueño su entraña
¡DE UN CREAR SIN VANAGLORIA!

V

Si muestra su emprendimiento
Con paciente integridad
en toda la sociedad
su palabra es un aliento.
No busca el emolumento
se lo ofrece quien delira
Y la tierra cuando gira
a su verbo da sentido.
y si no acepta un cumplido
ES QUE NO AMA A LA MENTIRA.

VI

Por eso al odio enemigo
Ni las balas traicioneras
Acaban las primaveras
Del que por todo es amigo.
Es el cuerdo leal testigo
De la paz tan soberana
Y que exista fe galana
En la faz del universo,
Y emane su luz cual verso
¡APERTURANDO EL MAÑANA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *