LA RAZÓN DE MI EXISTENCIA

en

Para mi otoño infinito
Es tu afecto dicha entera
Al abrir en mi alma un hito
¡TU FERVIENTE PRIMAVERA!

Se que mi ciclo concluye
Pero del alma te adoro
Y es que por ser un tesoro
Mi sentido por ti fluye.
En tu ser mi voz intuye
Un sentimiento fortuito
Y es que yo te necesito
Como el agua a dulce fuente,
Y es que tu eres fuego ardiente
PARA MI OTOÑO INFINITO.

II

Si quererte es mi destino
Quién soy yo para oponerme
Sólo trata de entenderme
Lo que siento es cristalino.
Me nace puro y genuino
Que no cabe alguna espera
Y es que soy quien más se esmera
En borrar lo que nos daña,
Si en la aridez de mi entraña
ES TU AFECTO DICHA ENTERA.

III

Ser feliz es imposible
Sino estas en mi existencia
Es que el aura de tu esencia
Me da un futuro increíble.
Tan solo tu das visible
A mi afán lo que está escrito
Y en mi paraje inaudito
Mi ilusión se consolida,
Por eso te quiero vida
AL ABRIR EN MI ALMA UN HITO.

IV

Tan sólo tendré la paz
Si eres mía preciosura
Es que un haz de tu hermosura
Me irradia entorno feraz.
En tal espacio solaz
Te daré mi luz sincera
La gloria más verdadera
De mi frondosa pasión,
Si me das de corazón
¡TU FERVIENTE PRIMAVERA!

V

Si te repito mi sueño
No es ninguna terquedad
Quiero tu felicidad
Y por eso es que me empeño.
Que tengas norte halagüeño
Y logres tu plenitud
Es que tienes la virtud
De brindarme rutas ciertas,
Y creer en mi despiertas
DE TENER TU JUVENTUD.

VI

Es por eso que inventé
El amarte a mi manera
Más si nunca así lo fuera
Se que triste viviré.
Es que nunca a nadie amé
Con tan fértil devoción
Que hasta pierdo la razón
Cuando estas cerca de ti
Y es que tu eres para mi
¡LA MÁS BELLA ENSOÑACIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *