ERES DUEÑA DE MIS SUEÑOS

en

De tu sol en primavera
Con ferviente brillantez
Ofrenda con fe sincera
¡PARA SENTIR PLACIDEZ!

Yo te adoro como el aire
Que sin espacio no vive
Es que mi aura se revive
Con tu lírico donaire.
Más si hubiera algún desaire
Por muy pequeño que fuera
Ojala que no ocurriera
Porque tu eres mi sosiego,
Que ansío sentir el fuego
DE TU SOL EN PRIMEVERA.

II

De tus ojos el reflejo
abrigue mis inquietudes
Y me depare virtudes
Como si fuera un consejo.
Ver mi rostro cual espejo
En tu humana calidez
Y con noble sensatez
No ser quien tu ruta empaña,
Y que tu inundes mi entraña
CON FERVIENTE BRILLANTEZ.

III

Eres la más dulce aurora
En mi madrugada azul
Y por tu mágico tul
Yo te extraño en cada hora.
Por lo tierno que te aflora
Quiero darte mi alma entera
Y al amarte a mi manera
Sea logro espiritual,
Por eso luz divinal
IRRADIA CON FE SINCERA.

IV

Eres guía luminosa
De mi tiempo en caravana
Y tu ser me da galana
Una ruta primorosa.
Por tu silueta preciosa
Me confunde tu esbeltez
Y tu frágil sencillez
Apertura mi ilusión,
Que recurro a tu pasión
PARA SENTIR PLACIDEZ.

V

Con tu grato resplandor
Le das claro a mi penumbra
Y tu mirada me alumbra
Por tu infinito candor.
Me das tu magia y color
Por tu ardorosa presencia
Que te requiero de urgencia
Para mi felicidad,
Y el furor de tu heredad
ENERGICE MI EXISTENCIA.

VI

Por eso es que en tu regazo
Tan sólo encuentro la paz
Y la armonía solaz
Que me das en cada abrazo.
Es que existe un tierno lazo
Que nos une de verdad
Y muere mi soledad
Al brindarme tu vergel,
Y anhelo cerca a tu piel
¡CONSEGUIR LA ETERNIDAD!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *