COMPRÉNDEME REINA MÍA

Cuando te arrullo un instante
Hasta pierdo la razón
Que te diera amor fragante
¡CON INFINITA PASIÓN!

Es difícil cada vez
Ocultarte lo que siento
Que ansío en todo momento
Darte mi alma y calidez.
Te mereces placidez
Tras un goce fascinante
Y a tal éxtasis vibrante
Sin un sentido me enrolo,
Por eso me descontrolo
CUANDO TE ARRULLO UN INSTANTE.

II

No es iluso sentimiento
De cariño es una entrega
Y a tu espacio se que llega
Como el más divino aliento.
Con tan sólo un rozamiento
Mi ser va en ebullición
Y una tierna sensación
Me deja desubicado,
Y es que si estás a mi lado
HASTA PIERDO LA RAZÓN.

III

No hay en mi ofrenda placer
Es afecto divinal
Que te doy con fe total
Una dicha por doquier.
Me da tibio amanecer
Tu sonrisa impresionante
Y por tu rostro impactante
A mi entraña la incentivas,
Pues al verte me motivas
QUE TE DIERA AMOR FRAGANTE.

IV

No es deseo simplemente
Ni quizás egolatría
Es afecto de valía
De mi venero esplendente.
Más no puedo ser consciente
De camuflar mi intención
Y diseño pronta unión
Muy ajeno a los quebrantos,
Y entregarme a tus encantos
¡CON INFINITA PASIÓN!

V

Es viril demostración
De mi enamorado cielo
Al ser más preciado anhelo
De mi fragil emoción.
Es que junto a mi ilusión
Me eloquece tu hermosura
Y naufraga mi cordura
por tu imagen cual vergel,
Que si tocase tu piel
ME EMBELESA TU DULZURA.

VI

Así nunca seas mía
Seguiré pensando igual
Y al ser luz espiritual
No olvidaré tu ambrosía.
Es que tu eres mi alegría
Por tu grácil sutileza
Y si no luzco realeza
Es que tu eres tentación,
que sin más explicación
¡TE QUEDRÉ POR TU BELLEZA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *